Nos gusta escucharos, entender lo que queréis y llevarlo a cabo disfrutando del proceso.

Molí arquitectura es un estudio joven fundado por Mónica Frutos Campo. Lo más importante para nosotros es conocer a nuestros clientes para poder crear sus ideas. Contamos con un equipo de profesionales con quién disfrutar de los proyectos.

Yo, Mónica, soy arquitecta por la universidad de Barcelona. Después de trabajar en Montreal (Canadá), Zaragoza y Barcelona,  finalmente me instalo en Mallorca para sentir la tranquilidad que brinda la isla. Me gusta trasmitir esa tranquilidad a mis clientes y disfrutar con ellos de cualquier etapa de su proyecto.

Me encanta distribuir, crear nuevos espacios y sacar el máximo partido a cada vivienda para trasmitir ese entusiasmo a las personas que van a habitarla.